sábado 22 de junio de 2024

Bullrich y Larreta prometieron trabajar juntos en medio de fuertes incógnitas electorales

miércoles 16 de agosto de 2023

La cita fue en el Jardín Botánico, sin periodistas ni testigos indiscretos: Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta concretaron su encuentro para la foto luego de las PASO que alteraron el mapa político del país. Fue una señal de paz con la mira puesta en la captación de votos para unas elecciones generales en las que Juntos por el Cambio ya no aparece como favoritos. La irrupción de Javier Milei como el triunfador de las primarias mantiene en estado de shock a la coalición opositora.

Rodríguez Larreta reapareció junto a Jorge Macri después de la derrota en las PASO
Bullrich y Larreta estuvieron reunidos poco más de una hora junto con sus compañeros de fórmula, Luis Petri y Gerardo Morales. El clima fue bueno pese a la tensión que había caracterizado la campaña. Hubo acuerdo para que el jefe de Gobierno y el titular de la UCR se integren a la campaña.

“Los argentinos decidieron el rumbo y la fuerza que debemos tener en Juntos por el Cambio. Ahora vamos a trabajar juntos por el cambio profundo que necesitamos en esta Argentina”, publicó Bullrich este mediodía en su cuenta de Twitter. Rodríguez Larreta, a su vez, escribió este mensaje en las redes con la misma foto conjunta: “Con Patricia estamos más juntos que nunca y vamos a trabajar codo a codo para llevar el cambio profundo a toda la Argentina”.

El encuentro fue pensado para graficar la paz en Juntos por el Cambio, sobre todo para tratar de seducir al electorado propio que no participó de las PASO y que, según el equipo de campaña bullrichista, será determinante para ganar las elecciones generales. Hay preocupación porque, más allá del triunfo de Bullrich ante Larreta, hubo un retroceso de Juntos por el Cambio en cantidad de votos a nivel nacional: obtuvo 1,5 millones de votos menos que en las PASO de 2019.

Los consultores políticos atribuyen esa pérdida de respaldos al clima de peleas permanentes entre Bullrich y Larreta, algo que hizo que muchos votantes de la oposición equipararan a los candidatos presidenciales de JxC con Cristina Kirchner, Alberto Fernández y Sergio Massa. Las encuestas ya marcaban una caída de 4 o 5 puntos en la marca Juntos por el Cambio cada vez que sus líderes se enfrentaban públicamente. La foto del Botánico es el primer paso para revertir esa imagen.

En el encuentro de esta mañana, hubo un clima distendido e incluso Bullrich elogió a Larreta por el “buen estado” en el que se mantiene el Botánico, que depende del gobierno porteño. Los cuatro dirigentes analizaron el resultado de las primarias y evaluaron en particular el sentido del apoyo a Milei, que alcanzó el 30% de los votos: en concreto, lo eligieron en las urnas 7 millones de argentinos, casi 3 millones más que la ex ministra de Seguridad, que quedó segunda en las PASO con el 28%, contando los sufragios de Rodríguez Larreta. Sergio Massa, de Unión por la Patria, resultó tercero con el 27%.

En la charla, Larreta y Morales se pusieron a disposición de Bullrich para sumarse a la campaña y como consecuencia de ese gesto habrá una unificación de los equipos de todos los sectores de JxC. Para la semana próxima se prevé una reunión de representantes del bullrichismo y del larretismo para coordinar la tarea proselitista conjunta a partir de los acuerdos alcanzados esta mañana.

La tarea de unir los equipos estará a cargo de Juan Pablo Arenaza, jefe de campaña de Bullrich, mientras que el enlace del lado de Larreta será Eduardo Macchiavelli, secretario de asuntos estratégicos de la ciudad de Buenos Aires. Los dos acompañaron a sus jefes políticos en el contacto en el Jardín Botánico y fueron los que mantuvieron el diálogo en medio de las turbulencias internas.

Tras la foto de unidad con Rodríguez Larreta, Bullrich partió rápidamente a un almuerzo con empresarios y por la tarde mantendrá su costumbre de recibir a sus nietos en la casa.

Rodríguez Larreta había reaparecido públicamente esta mañana, luego de la derrota que sufrió en las PASO, al encabezar una reunión del gabinete porteño junto a Jorge Macri, ministro de Gobierno y uno de los ganadores de la jornada electoral del domingo 13 de agosto. El encuentro con su equipo de trabajo se realizó en el Centro Cultural Recoleta y en su transcurso, según se informó oficialmente, repasaron el plan de gestión y los proyectos en marcha en la ciudad de Buenos Aires.

Después de las primarias del domingo, Bullrich y su equipo comenzaron el mismo lunes a debatir cómo encararán la campaña para los comicios generales que arrancará oficialmente el 2 de septiembre. Allí se resolvió que la candidata presidencial no se propondrá captar al votante de centro al que apuntaba Larreta para engrosar sus votos para los comicios generales sino al electorado de JxC que no fue a las urnas. “Estas PASO demostraron justamente que ese votante de centro no existe. Todo el electorado se corrió a la derecha”, reconoció a Infobae un operador bullrichista.

De todas formas, Bullrich decidió reunirse con Larrea y Morales pero no con otros de los líderes de JxC como Elisa Carrió, fundadora de la Coalición Cívica, quien había vinculado a la flamante ganadora de las PASO y a Mauricio Macri con la idea de “ajustar y reprimir” si ganaban las elecciones. Por ahora tampoco está planificado un encuentro con Macri, a quien Bullrich agradeció en su discurso final de Parque Norte, aunque uno de sus operadores reveló que “hablan todos los días”.

Temas de esta nota