viernes 17 de mayo de 2024

Ladrón robó en un hotel y lo detuvieron comiendo sandwiches de escabeche de ciervo

martes 12 de septiembre de 2023

Villa Llanquin.- Walter Simón Peña rompió tres veces en un día la ventana de un hotel, ingresó a la cocina y se apoderó de cuchillos, bebidas y escabeches de ciervo. Cuando lo fueron a detener lo encontraron comiendo sandwichs de la exquisita preparación culinaria. Su madre restituyó los elementos robados. Lo condenaron, pero como estuvo detenido con prisión preventiva hasta el juicio, la pena se dio por cumplida y recuperó su libertad.

El juez Marcelo Álvarez Melinger, homologó el acuerdo pleno de juicio abreviado que alcanzó el acusado Walter Simón Peña con la fiscal Alejandra Bartolomé  y la defensora oficial Blanca Alderete.

Peña, de 24 años, fue acusado por un hecho ocurrido el 1 de octubre de 2022 en el hotel La Maroma de Villa Llanquin, ocasión en la que se apoderó en forma ilegítima de dos cuchillos, dos botellas de champán, una botella de vodka, una de whisky y escabeches de ciervo.

Concretamente, el imputado se presentó en el lugar y previo ejercer fuerza hasta romper el vidrio de un ventanal de 1.50 por 1.40 metros aproximadamente, accedió al sector de la cocina del restaurante del hotel y se apoderó de los efectos descriptos.

Al advertir su accionar, el propietario del establecimiento intentó detenerlo pero Peña lo agredió y le manifestó que si no le daba alcohol de tomar le quemaría el local y el automóvil, tras lo cual se retiró del lugar con los elementos descriptos.

Momentos después, personal policial del Destacamento de Villa Llanquín junto al denunciante, se presentaron en el domicilio del acusado, distante a 200 metros del hotel, donde Peña fue hallado comiendo un sándwich de escabeche. Al ser consultado por los efectos sustraídos, Peña tomó una actitud violenta y resistió el accionar policial ejerciendo fuerza y propinando un golpe sobre los agentes tras lo cual fue reducido y trasladado al Destacamento Policial.

 Asimismo, amenazó de muerte al denunciante y de nuevo reeditó su advertencia de quemar el establecimiento. Más tarde, la madre del acusado se presentó espontáneamente ante las autoridades y restituyó los elementos robados por su hijo.

Horas después, el acusado volvió a presentarse en el establecimiento mencionado y tras ejercer fuerza sobre la chapa que habían colocado para tapar el vidrio dañado anteriormente, se apoderó en forma ilegítima de dos cuchillos de cocina, dos botellas de champán y cervezas.

Minutos después, personal policial se presentó en el domicilio de Peña donde fue detenido y trasladado al Destacamento 169, donde asumió una actitud agresiva, forcejeó con el personal policial y empujó una computadora para provocar su caída y rotura.

 

El cordillerano

Temas de esta nota