viernes 1 de marzo de 2024

16 años de prisión por abusar de una niña

jueves 12 de octubre de 2023

Neuquén.- Un varón al que un jurado popular declaró responsable por el abuso sexual de una niña de su entorno cercano, fue condenado hoy a 16 años de prisión. Durante una audiencia en la que se debatió el monto de la pena a imponer, la fiscal del caso Silvia Moreira había solicitado 20, a partir de la gravedad de los hechos y de las circunstancias en que el condenado los cometió.

El 15 de mayo pasado, un jurado popular había declarado la responsabilidad del imputado. Ese tipo de tribunal, en el que ciudadanos y ciudadanas determinan si el acusado es responsable por los hechos que se le imputan, se aplica sólo cuando el Ministerio Público Fiscal buscará una pena superior a los 15 años de prisión.

La condena fue informada hoy, luego de que las partes realizaran los pedidos de pena el martes pasado, en una audiencia que estaba prevista para agosto pero que se demoró debido a que el imputado se ausentó sin aviso y fue detenido en San Martín de los Andes, luego de que el Ministerio Público Fiscal pidiera su captura internacional.

El pedido de 20 años realizado por la fiscal Moreira contó con la adhesión de la querella institucional, mientras que la defensa del imputado solicitó 10 años de prisión.

En este caso, a partir de la acusación de la fiscal del caso Silvia Moreira, el jurado popular declaró la responsabilidad del acusado, C.E.S.M, por el delito de abuso sexual con acceso carnal continuado; agravado por haber sido cometido por un ascendiente, por haber causado un grave daño en la salud mental de la niña y por ser la víctima una persona menor de 18 años aprovechando la situación de convivencia preexistente, en concurso real con corrupción de menores, todo en carácter de autor (artículos 119 tercer y cuarto párrafos incisos “a”, “b” y “f”, 125, 45 y 55 del Código Penal).

Si bien C.E.S.M ya está condenado y es responsable por los delitos que se le imputaron, su identidad se reserva con el objetivo de preservar la intimidad de la víctima.