lunes 27 de mayo de 2024

Los casinos físicos y su impacto en las comunidades locales

jueves 16 de noviembre de 2023

Cómo repercuten los casinos en las poblaciones. Los casinos son fuentes de nuevos empleos y atraen turistas a las ciudades. Sin embargo, también son un factor en el aumento de delitos y adicciones. Ven y conoce más al respecto.

Los casinos físicos han estado presentes en los principales centros urbanos desde hace varios siglos. Fueron fundados mucho antes de que existieran las plataformas para jugar keno online y hacer apuestas por internet. Alrededor de ellos se desarrollan actividades de diversa índole, sobre todo las que tienen que ver con movimientos económicos y búsqueda de placer: apuestas, inversiones, lujos, viajes, relajación y mucho más mr bet.

Hay toda una cultura asociada a las casas de apuestas, que se puede palpar en ciudades como Las Vegas o Macao. Pero no solo en estas —que son las más reconocidas del mundo por su oferta de juegos y apuestas—, sino también en cualquier otro lugar donde haya un recinto de este tipo. Por un lado, son vistos como fuentes de riquezas, pero también se perciben como un nicho de vicios y hasta de posibles delitos. Donde sea que haya un gran casino, no deja indiferente a la comunidad. 

En adelante, analizaremos cómo impactan, tanto positiva como negativamente, en una población.

El lado positivo del establecimiento de casinos: la abundancia económica
La industria de los juegos de azar puede ser un factor que impulse el crecimiento económico sostenido para una localidad. Ellos son, sin lugar a dudas, un polo de atracción para el dinero, generando nuevos empleos y fomentando el desarrollo de otras actividades económicas relacionadas a su alrededor. El impacto positivo de los casinos presenciales para una comunidad lo encontramos en:

La generación directa e indirecta de empleos

Las casas de apuestas son centros generadores de empleos para muchas personas. Primeramente, a través de la contratación de residentes del área para las vacantes nuevas de la propia empresa, como pueden ser: repartidores, meseros, aseadores, cajeros, gerentes, recepcionistas, personal de seguridad, protocolo, entre otros. Pero también se generan una incontable cantidad de empleos indirectos que engloban a todos los que se involucran, por ejemplo, en el diseño y construcción del recinto.

Por otro lado, atraen a otras empresas a instalarse en los alrededores. Tal es el caso de restaurantes, discotecas, hoteles, estacionamientos y hasta otros casinos. Todos estos requieren personal, lo cual ayuda a solventar los problemas de desempleo que pueden padecer las comunidades.

El impulso a las actividades turísticas

Cuando en una localidad se comienzan a establecer casinos de renombre, esta empieza a atraer visitantes de todas partes. Lo hemos visto en ciudades como Las Vegas, cuyas actividades económicas principales están relacionadas al turismo de casinos. Este tipo de establecimientos le dan notoriedad a una zona y fomentan la aparición de otros centros de entretenimiento, junto a empresas de hospedaje, transporte y servicios diversos. 

Además de dar trabajo a numerosas personas, la llegada de turistas también da un impulso a las empresas locales. Ya sean tiendas de alimentos, farmacias, restaurantes y de muchas otras ramas. Significan, en definitiva, un potenciador para la economía regional. 

El pago de impuestos al Estado
Quizá la más obvia forma de repercusión de los casinos en las actividades económicas de una población sea a través del pago de impuestos. El Estado a través de diferentes leyes grava las actividades económicas que se realizan en los casinos. Y estos, en tanto empresas privadas, se ven obligados a pagar montos significativos que luego pueden ser invertidos en vialidad, educación, salud, programas sociales o cualquier otra cuestión que vaya en beneficio de la comunidad. 

El lado negativo de los casinos en las ciudades: los vicios y las desigualdades
Aunque la apertura de casinos trae consigo diversas ventajas en cuanto al desarrollo económico de las ciudades, también tiene su lado oscuro. La sociedad, muchas veces, se ve afectada negativamente por el aumento de adicciones. Además, así como son fuentes de abundancia, también son una tentación para quienes son propensos a cometer actividades delictivas, entre otras consecuencias negativas que describimos a continuación:

El aumento de la criminalidad
Al ser centros donde se concentra y se mueve mucho dinero, también pueden influir en el aumento de actividades ilegales. No son extraños los casos en donde se cometen fraudes o estafas relacionadas a los juegos de casino y las apuestas. Por otro lado, también son comunes los robos y asaltos en los alrededores de las instalaciones, ya que se asume que la gente entra y sale de las puertas con mucho dinero y artículos valiosos. Si se instalan en zonas con altos índices de criminalidad, los casinos pueden inflar estas cifras. 

El incremento de las adicciones y sus consecuencias
Uno de los problemas más graves asociados a los centros de envites es el aumento en casos de ludopatía. Esta es una enfermedad que se caracteriza por los constantes impulsos de gastar dinero en juegos de azar y la imposibilidad de quien la padece por manejarlos. Puede llevar a las personas y a sus familias a la quiebra económica, generándoles problemas con la ley, abandono de los puestos laborales, depresión y otras derivaciones negativas. También, la vida nocturna puede ser el comienzo de otros vicios como el alcoholismo o el consumo de drogas ilegales.

El afianzamiento de las desigualdades sociales
Por último, hay que mencionar que los casinos pueden hacer aún más notorias las brechas entre clases sociales. Mientras unos pocos pueden gozar de las actividades puertas adentro sin preocuparse de gastar de más, otros se ven perjudicados por los problemas que acarrean: delincuencia, adicciones, inestabilidad laboral, etc.

Temas de esta nota