lunes 15 de julio de 2024

Javier Milei dijo que mantendrá la eliminación del impuesto a las Ganancias y la reducción del IVA

miércoles 22 de noviembre de 2023

El presidente electo, Javier Milei, confirmó este miércoles que la eliminación del Impuesto a las Ganancias para la cuarta categoría y la reducción del IVA se mantendrán durante su gobierno y ratificó que el ajuste lo va a hacer el Estado y no el sector privado.

“Vamos a bajar el gasto público para mantener el equilibrio fiscal. Las bajas de impuestos siempre favorecen a la gente. Nosotros vamos a una hipótesis de déficit financiero cero, pero vamos a ajustar más el gasto público en otro lado”, dijo Milei.

“El ajuste va a venir de todas maneras. Entonces, la pregunta es, ¿quién hace el ajuste? Históricamente, la política hizo que el ajuste lo pague el sector privado. Bueno, esta vez el ajuste lo va a tener que pagar la política. Va a recaer sobre el Estado, no sobre el sector privado”, señaló en A Dos Voces, por TN.

En cuanto a la unificación cambiaria explicó que “el problema es que para abrir el cepo se tiene que tener resuelto el problema de las Leliqs”. “Una vez que se resuelve el problema de las Leliqs, se levantará el cepo y el dólar será el que el mercado determine”, confirmó.

“Los únicos precios que son razonables son los precios de mercado. Cualquier precio administrado no es razonable”, agregó.

Principales definiciones políticas de Javier Milei
“Ganamos los outsiders, no somos los mismos de siempre y nuestro programa económico es totalmente distinto a lo que se vino haciendo. Nuestra política central es poner las cuentas fiscales en orden”, fue la primera definición política de Milei.

También destacó que “la cantidad de votos” que consiguió este domingo “es un mandato”, porque es “el primer presidente liberal libertario de la historia de la humanidad”. También dijo que a lo largo de la campaña fue “el único que hizo propuestas” y que “presentó un programa de gobierno” y “el único que dijo que había que hacer el ajuste”.

“La Argentina está al borde de la peor crisis de su historia. Tiene lo peor de la crisis de Alfonsín, o sea, la chance de la hiperinflación. Tiene lo peor de la crisis del Rodrigazo del 75, y tiene indicadores sociales peores que los que teníamos en el 2001. El ajuste va a venir de todas maneras. Entonces, la pregunta es, ¿quién hace el ajuste? Históricamente, la política hizo que el ajuste lo pague el sector privado. Esta vez el ajuste lo va a tener que pagar la política. Va a recaer sobre el Estado, no sobre el sector privado”, aseguró.

Respecto de los nombres que integrarán su gabinete, confirmó que “la canciller va a ser Diana Mondino”; que “el ministro del interior, Guillermo Francos” y que “el ministro de Justicia, el doctor Mariano Cúneo Libarona, que está comprometido a llevar a cabo una reforma que profundice y que le de independencia al Poder Judicial”.

“A mí me gusta mucho la propuesta que tiene Emilio Ocampo para el Banco Central, pero hay que ver si la situación de mercado permite instrumentar una solución como la que plantea y si está dispuesto a instrumentar una operación que no sea la que él tenía planeada originalmente. Es decisión de Emilio”, dijo.

En cuanto a su posible ministro de Economía, aseguró que no va a ser él, pero que “la visión” que se tenga es la que “imprime” él. “Lo voy a anunciar cuando lo tengo que anunciar, quédese tranquilo que el 10 de diciembre lo va a conocer, cuando esté tomando juramento”, planteó.

No obstante, adelantó que “Luis Caputo es una persona que está en condiciones de estar en el cargo, es alguien que tiene la expertise necesaria para desarmar el problema monetario de las Leliqs y darle una solución desde los mercados financieros y terminar con el cepo”.

Sobre el juicio político a la Corte Suprema de Justicia dijo que si no lo baja el actual gobierno, lo hará él y confirmó que su propuesta es que “sea absolutamente independiente” y que para eso quieren “que existan partidas que permitan que la Justicia tenga financiamiento autónomo”.

Principales definiciones económicas de Milei tras ser electo presidente
En cuanto a la situación económica del país, Milei remarcó que “el primer elemento que más está estafando a los argentinos de bien es la inflación”, pero también indicó que “el déficit fiscal en el Tesoro, es de 5 puntos del PBI”, pero que “si tenemos en cuenta el Banco Central, son 10 puntos del PBI”. “Tenemos un déficit fiscal consolidado entre Nación y Banco Central de 15 puntos del PBI. Es el más grande de la historia” y que “eso se tiene que terminar poniendo las cuentas fiscales en orden”.

“Si no hacemos nada, terminamos en una hiperinflación. Entonces, va a haber que recortar las partidas donde la política roba. Ejemplo, la obra pública”, confirmó.

En relación con obras públicas que están en marcha dijo que “se licitan para que las haga el sector privado, y si no hay nadie en el sector privado que lo quiera hacer, significa que esa obra no tenía sentido desde el punto de vista económico. Y entonces hay que explicar, alguien va a tener que explicar por qué quería hacer una obra que nadie quiera hacer”. “Las obras van a tener que ser hechas por iniciativas privadas”, reafirmó.

También aseguró que “se va a pagar la deuda”. “Vamos a pagar la deuda, lo que significa que vamos a hacer el ajuste. Y que ese ajuste no va a recaer sobre el sector privado, como fue históricamente en la Argentina, sino que va a ser sobre las partidas del Estado”, reiteró.

Respecto del problema de las Leliqs anticipó que se va a desarmar “vía una solución de mercado, una solución voluntaria, sin expropiación; sin ninguna locura tipo plan Bonex o cosas aberrantes como esas”. También dijo que “se van a respetar a rajatabla los derechos de propiedad” y que “a las empresas reguladas se les respeta los contratos”.

Además, Milei explicó que “la política económica tiene rezagos” como “por ejemplo, la política monetaria, que usted hace algo hoy y los efectos recién se ven dentro de 18 a 24 meses. Y la política fiscal también tiene rezagos”. “Lo importante va a ser que una vez generados los reacomodamientos, la inflación entre en un sendero decreciente. Eso puede tardar entre un año y medio y dos años”, anticipó.

Sobre las tarifas, evaluó que “hay un atraso” y que, por ejemplo, en el caso del transporte “la tarifa está cubriendo cerca del 17% del costo”, pero como la propuesta es “eliminar el impuesto a las ganancias reinvertidas”, el valor actual del boleto pasaría de “$56 a “80. No hay tanta diferencia”. También garantizó que “para aquellos que están caídos del sistema y que la variación de los salarios no les impacta porque están fuera del sistema, va a haber tarifa social o un criterio social de contención”.

En cuanto a su plan privatizador, dijo que “todo lo que pueda estar en manos del sector privado va a estar en manos del sector privado”. “Va a ser un paquete de empresas. Todo lo que podamos trasladar al sector privado, es mejor que lo haga el sector privado, porque lo que se ha probado es que todo lo que hace el sector público lo hace mal”.

“Aerolíneas Argentinas tiene pérdidas enormes. Lo que decidimos es trasladárselo a los empleados, que los empleados sean los dueños, financiarles un año de capital de trabajo con la pérdida y ese tiempo le da tiempo para recomponerse y a partir de ahí va a estar en condiciones de competir”, detalló.