sábado 22 de junio de 2024

Juegos Olimpicos

La ceremonia inaugural se realizará en el río Sena

miércoles 10 de enero de 2024

DEPORTES
La ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos se realizará en el río Sena
Tony Estanguet, presidente del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos, aseguró que la ceremonia de apertura se llevará a cabo en el río Sena. Se descartan alternativas y se destacan los desafíos de seguridad y de logística para el evento.

Publicado

 1 min atrás en

 enero 10, 2024
 
Foto: A24.FacebookTwitterEmailWhatsAppMessengerTelegramCompartir
La ceremonia inaugural de los próximos Juegos Olímpicos de París 2024, prevista para el próximo 26 de julio, se desarrollará como estaba establecido en el río Sena, según lo confirmó el presidente del Comité Organizador de los Juegos (COJO) Tony Estanguet .

El dirigente eliminó de plano las dudas sobre si hay una alternativa al río Sena para la ceremonia en caso de amenazas para la seguridad y ratificó que no se trabaja en otro escenario.

“Trabajamos en una ceremonia en el Sena, no en otro lugar”, dijo Estanguet a la emisora France Inter ante la la pregunta sobre un un plan B o C ante la posibilidad de que no sea el Sena el escenario de la fiesta .

El presidente francés Emmanuel Macron había puesto en duda el mes pasado al escenario de la ceremonia al señalar que había lugares alternativos para la inauguración por el tramo del río Sena en el centro de París, pero sin precisar cuáles.

Los organizadores preparan una burbuja de seguridad para controlar a los 400.000 asistentes que presenciaran la ceremonia en el Sena, pero eso plantea una serie de retos teniendo en cuenta la naturaleza de la ubicación.

Lee también: Por los Juegos Olímpicos, los hoteles de París triplicaron sus precios

Estanguet reiteró el mensaje de que la finalización de las infraestructuras creadas para los Juegos se está haciendo dentro del calendario y “no hay inquietud” sobre esa cuestión: “Estaremos listos”.

El presidente del COJO confirmó que uno de los objetivos es lograr la continuidad del transporte público, para lo que hay que sumar más conductores de metro y buses, y otro “gran desafío”, encontrar a los 17.000 guardias de seguridad privada que se necesitarán.