domingo 23 de junio de 2024

Mendoza

Rescataron en el Aconcagua a cuatro turistas extranjeros y un argentino

Los rescatados eran andinistas rusos, un italiano y un bonaerense.
sábado 20 de enero de 2024

La Unidad Patrulla de Rescate y Auxilio de Montaña (Upram) de la Policía de Mendoza realizó sendos rescates de andinistas rusos, un italiano y un bonaerense en el Cerro Aconcagua y a una brasileña en el Cerro Cordón del Plata, se informó hoy.

En el primer caso, un guía alertó a la Upram que un andinista ruso, identificado luego como Anton Alyabyev de 43 años, se encontraba en Campamento Cólera (a 6050 metros sobre el nivel del mar) camino a la cumbre del Cerro Aconcagua, en condiciones de atáxico, solicitando oxígeno y el descenso del hombre.

Lee también: Murió un andinista estadounidense en el Aconcagua

La ataxia consiste en un deficiente control muscular que provoca movimientos torpes voluntarios y puede causar dificultades para caminar y mantener el equilibrio, en la coordinación de las manos, en el habla y para tragar y hasta en la vista, se detalló.

Los rescatistas ubicaron a ciudadano ruso en emergencia y al guía en la zona, denominada Cueva de Berlín donde se le suministró oxígeno por orden del servicio médico e iniciaron el descenso, arribando con el andinista auxiliado al Campamento Nido de Cóndores.

Allí fue asistido por personal de guardaparques, y los médicos le diagnosticaron edema agudo de pulmón de altura severo, mal agudo de montaña moderado, suministrando medicación y solicitando la evacuación mediante el helicóptero privado.

En forma paralela a este rescate, se comunicó un guía de una empresa privada,dando cuenta sobre que se encontraba en la zona denominada Independencia, a 6400 metros de altura, con otro andinista de nacionalidad rusa, Sergei Semenov, de 55 años, informando que no podía descender por sus propios medios, por lo que solicitó la colaboración de la Patrulla de Rescate.

De esta manera, se dio con el guía y el andinista ruso en Piedras Negras (a los 6200 metros aproximadamente), quién manifestó dolor de rodilla, continuando con la asistencia en su descenso.

En otro operativo de rescate, se alertó a la Upram que un andinista italiano se encontraba junto a otro argentino, identificado como Francisco Elias Calderón, de 39 años, oriundo de Buenos Aires, quien no podía continuar con el descenso, producto de una ceguera temporal.

Ambos al parecer venían de coronar la cumbre del Aconcagua, y de acuerdo a sus coordenadas se estableció que los mismos se encontraban en la zona denominada El Hombro (a 6800 metros), dando conocimiento a personal de la Upram que se encontraba en Campamento Nido de Cóndores quienes se alistaron y salieron en su búsqueda.

Los ubicaron en zona denominada Piedras Negras, corroborando que Calderón habría sufrido una ceguera temporal por lo que fueron hidratados y se les suministró alimentos continuando con el descenso hasta Campamento Berlín, donde quedó el andinista italiano -quien se encontraba en buen estado de salud- y se procedió a seguir con el descenso del andinista argentino hasta Campamento Nido de Cóndores.

Allí fue evaluado por el servicio médico quien diagnosticó amaurosis, que es la pérdida temporal de la visión debido a la ausencia de circulación de sangre a la retina, producida por la exposición a la altura, y además sufrió congelamiento de la segunda falange en tres dedos de la mano izquierda, suministrando medicación.

En otro de los rescates en alta montaña, en el Parque Provincial Cordón del Plata, personal de guardaparques le comunicó al jefe de Upram que en el ante cumbre del Cerro Rincón, a 5000 metros, tres andinistas de nacionalidad brasilera alertaron de que una de sus integrantes estaría sufriendo un edema pulmonar.

El grupo de rescatistas logró mantener contacto con el grupo en la zona denominada "El infiernillo", asistiendo a la mujer, identificada como Kelins Cristina Figuera Da Silva y procedieron a su evacuación.

Una vez que llegaron a la base del cerro, los médicos de una ambulancia del SEC (Servicio de Emergencia Coordinado) la evaluaron y diagnosticaron "fatiga extrema y deshidratación".