lunes 15 de julio de 2024

Chubut

El Gobierno refuerza el combate del incendio en Los Alerces

Un grupo con más de 250 personas trabajan en la línea de fuego y provienen de diversas jurisdicciones. 
miércoles 31 de enero de 2024

El Ministerio del Interior refuerza la asistencia en la lucha contra el fuego desatado en el Parque Nacional Los Alerces, en la provincia de Chubut, mediante un grupo con más de 250 personas que trabajan en la línea de fuego y provienen de diversas jurisdicciones. 

El grupo incluye brigadistas, técnicos y coordinadores de medios aéreos y logísticos. Del total, 98 pertenecen al Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) junto a 70 de la Administración de Parques Nacionales y 46 de la provincia de Córdoba, que hoy comenzaron a trabajar en el incendio tras ser convocados por el SNMF, además de 46 personas de Chubut. 

El apoyo incluye motosierras, herramientas forestales manuales, motobombas forestales de alta presión, vehículos 4x4 con equipos de ataque rápido, minibuses para logística y traslado de personal, camiones de tipo dormitorio y cocina-sanitario y seis medios aéreos, a los que se prevé que se sume un avión hidrante de tipo anfibio.  

Además, desde el equipo técnico del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, se genera información meteorológica de forma diaria y permanente, indispensable para la toma de decisiones en terreno y la planificación de tareas de los brigadistas de forma segura. 

También se mantiene el contacto fluido con los equipos técnicos de la Corporación Nacional Forestal de Chile (CONAF), a fin de intercambiar información y evaluar proyecciones del incendio, como modelado del viento, comportamiento de fuego y características de la geografía. Todos los datos son brindados al personal que forma parte del comando unificado responsable del combate. 

En la identificación renovada de áreas según el peligro de incendios en todo el país, el SNMF detectó que en gran parte de la regiones patagónica y pampeana permanecen las condiciones críticas relacionadas con este fenómeno. 

Esa información, junto con la evaluación de los indicadores de combustible disponibles en el suelo, demuestra que la temporada mantiene una tendencia en alza referida al peligro de incendios, por lo que se recomienda a la población extremar los cuidados en áreas boscosas y silvestres de dichas zonas para evitar la aparición y proliferación de focos.