miércoles 21 de febrero de 2024
ENTERATE DE TODO AL INSTANTE. Sumate a la comunidad de NoticiasNQN en WhatsApp

Fenómenos

¡Alerta lunar! La Luna se está achicando: ¿Qué significa?

Yosio Nakamura, profesor emérito de geofísica de la Universidad de Texas en Austin, sostiene que los temblores lunares se originan a mayor profundidad de lo que se ha sugerido.
viernes 09 de febrero de 2024

La Luna, nuestro fiel satélite, no está exenta de cambios. Un reciente estudio ha revelado que la Luna se está encogiendo paulatinamente a medida que se enfría. Si bien este proceso es imperceptible a simple vista, podría tener importantes repercusiones para las futuras misiones espaciales, especialmente para las misiones Artemis III de la NASA que planean establecer una base permanente en la Luna.

¿A qué ritmo se encoge la Luna? Se estima que la Luna reduce su tamaño en aproximadamente 45 metros cada varios cientos de millones de años. Aunque parece un cambio insignificante, este encogimiento podría estar provocando sismos y desprendimientos de tierra en el polo sur lunar, una zona de gran interés para las misiones Artemis III.

¿Por qué el polo sur lunar está en riesgo? La superficie del polo sur lunar es especialmente vulnerable debido a su naturaleza seca y polvorienta, producto de miles de millones de años de impactos de asteroides y cometas. Esta condición, sumada a la contracción de la Luna, crea un escenario propicio para la formación de fallas y deslizamientos de tierra que podrían devastar cualquier asentamiento humano en la zona.

¿Qué dicen los expertos? Tom Watters, científico planetario del Smithsonian Institution, explica que "es posible que ocurran sismos lunares superficiales en la región polar sur, capaces de generar fuertes movimientos del suelo". Estas condiciones podrían poner en riesgo la seguridad de los astronautas y la infraestructura de las futuras bases lunares.

Controversia científica: No todos los científicos están de acuerdo con las causas y las implicaciones de este fenómeno. Yosio Nakamura, profesor emérito de geofísica de la Universidad de Texas en Austin, sostiene que los temblores lunares se originan a mayor profundidad de lo que se ha sugerido.

A pesar de la controversia, la información proporcionada por este estudio es invaluable para la planificación de futuras misiones lunares. La selección de sitios de aterrizaje y la construcción de bases lunares deberán tomar en cuenta estos nuevos riesgos para garantizar la seguridad y el éxito de las futuras exploraciones espaciales.

Temas de esta nota