jueves 20 de junio de 2024

Rincón de los Sauces

Condenan a un hombre por lesionar a un empleado de un local bailable

El próximo paso será determinar la pena, para lo cual, la fiscalía solicitará la audiencia y las partes presentarán pruebas y testigos.
jueves 07 de marzo de 2024

Neuquén.- Por pedido de la fiscal del caso Rocío Rivero, un varón que fue acusado por atacar con un cuchillo y lesionar a un empleado de un local bailable de Rincón de los Sauces fue declarado responsable. El tribunal, por otro lado, lo absolvió por el beneficio de la duda respecto del delito de amenazas que le atribuyó la fiscalía en el mismo contexto.

El juicio se desarrolló esta semana y el veredicto, que tanto para la condena como para la absolución fue por unanimidad. El próximo paso será determinar la pena, para lo cual, la fiscalía solicitará la audiencia y las partes presentarán pruebas y testigos.

El condenado es Santiago Ezequiel Becerra, a quien la fiscal Rivero le atribuyó que durante la madrugada del 23 de octubre de 2021, atacó y lesionó con un cuchillo a un empleado de un local bailable de Rincón de los Sauces.

Según la teoría del caso de la fiscalía, cerca de las 2 se generó una discusión entre un grupo de personas y fue en ese marco que Becerra persiguió a una de las víctimas hasta  el exterior del local, sacó un cuchillo, se lo colocó en el cuello y le dijo que lo iba a matar. Luego volvió a ingresar y con el mismo cuchillo agredió en el rostro a un empleado, a quien le provocó un corte profundo.

Rivero encuadró los hechos en los delitos de amenazas agravadas por el uso de arma y lesiones graves, en concurso real y en calidad de autor (artículos 149 bis, segundo párrafo, 90 y 45 del Código Penal).

El tribunal, integrado por los jueces Juan Pablo Encina y Andrés Repetto y por la jueza Natalia Pelosso, declaró responsable a Becerra por las lesiones, pero lo absolvió por las amenazas. La jueza Pelosso, quien comunicó el veredicto, sostuvo que “no sabemos si tuvo la intención de amenazarlo de muerte o de lesionarlo, al realizar dicho gesto con el arma blanca que portaba. Y ante la duda, debemos absolver”.