jueves 20 de junio de 2024

México

Chancho mató a su dueño a mordiscones: Un ataque insólito que termina en tragedia

Un hombre de 70 años fue atacado y asesinado por su propio chancho mientras lo alimentaba en su casa en la ciudad mexicana de Mérida. El animal, al parecer en celo, atacó al hombre sin motivo aparente y le provocó graves heridas que le causaron la muerte.
viernes 17 de mayo de 2024

Un hombre de 70 años perdió la vida de manera trágica este lunes en la colonia El Roble Agrícola, ciudad mexicana de Mérida, luego de ser atacado y asesinado por su propio chancho mientras lo alimentaba. La víctima, identificada como Mariano N., fue encontrada agonizante por sus familiares, quienes ingresaron al corral del animal tras escuchar sus gritos de auxilio.

Según el relato de los testigos, el hombre había ingresado al corral del cerdo para darle de comer, sin embargo, el animal, al parecer en celo, comenzó a alterarse y lo atacó sin motivo aparente. Mariano intentó escapar, pero el chancho lo impidió y le provocó graves heridas a mordiscones.

A pesar de que los familiares de la víctima llamaron al servicio de emergencias de inmediato, Mariano no sobrevivió a las heridas y falleció antes de la llegada de los médicos. El lugar fue acordonado por las autoridades y peritado por los investigadores del Servicio de Seguridad Pública (SSP). Posteriormente, personal de la Fiscalía General del Estado y del Servicio Médico Forense (Semefo) llegaron al domicilio para el levantamiento de evidencias y del cuerpo. Hasta el momento no se ha determinado cuál será el destino del animal.

Este caso recuerda a otro similar ocurrido en China hace algunos años, donde un carnicero murió al intentar sacrificar a un cerdo con una pistola eléctrica. El animal, al parecer, no quedó aturdido por el disparo y atacó al hombre, provocándole una herida mortal en el pie.

La muerte de Mariano N. conmocionó a la comunidad de El Roble Agrícola y pone sobre la mesa la importancia de tomar precauciones al momento de interactuar con animales, incluso aquellos que se consideran como mascotas.