domingo 14 de julio de 2024

Accidente fatal

El camionero brasileño que mató a cuatro personas en la Ruta 40 no podrá volver a su país

Para la fiscalía, estas medidas consideradas menos gravosas, porque ya habían denegado la prisión preventiva, “debían mantenerse”. 
viernes 14 de junio de 2024

Villa La Angostura.- El juez Ignacio Pombo rechazó este jueves el pedido de la defensa del camionero brasileño Carlos Artur de Peder Da Silva, imputado por el choque fatal que provocó en la Ruta 40 el pasado 1 de junio. El magistrado denegó la solicitud de la defensa de autorizar el regreso del acusado a su país mientras se desarrolla la investigación del hecho.

La defensa del camionero había solicitado a Pombo revisar la decisión de la jueza Bibiana Ojeda, quien le había impuesto la prohibición de salir del país durante cuatro meses y comparecer diariamente en la comisaría más cercana a su domicilio. La defensa proponía el cumplimiento de otras medidas de conducta, como presentarse ante la justicia argentina cuando viajara al país o firmar en una entidad de Londeiras, Brasil, donde reside el imputado.

Sin embargo, el fiscal de Villa La Angostura, Adrián De Lillo, se opuso al pedido, al igual que el abogado de la querellante. Argumentaron que los riesgos procesales, como la posibilidad de fuga del acusado, se mantenían vigentes y que no habían sido modificados desde la decisión inicial de la jueza Ojeda, informó Angostura Digital.

El juez Pombo avaló los argumentos de la fiscalía y señaló que la resolución de Ojeda no había sido impugnada por la defensa, por lo que sus fundamentos se mantenían firmes. Además, enfatizó que las cuestiones de "preclusión de las decisiones firmes" no permitían que se discutieran nuevamente los mismos puntos.

El siniestro vial ocurrió el 1 de junio en el kilómetro 2062 de la Ruta Nacional 40, en el tramo que une Villa La Angostura con Dina Huapi y Bariloche. El camión de cargas conducido por Da Silva circulaba en dirección al empalme con la Ruta 237, mientras que la camioneta Fiat Strada en la que viajaban los hermanos Ezequiel y Lisandro Linares junto a sus hijos, se desplazaba en sentido contrario.

Por motivos que aún se investigan, el conductor del camión invadió el carril contrario, lo que provocó la colisión frontal y la muerte de los cuatro ocupantes de la Fiat Strada.

De Lillo imputó al camionero por homicidio culposo por la conducción imprudente de un vehículo, agravado por el número de víctimas fatales. La investigación continúa para determinar las causas exactas del accidente.

Temas de esta nota