sábado 25 de mayo de 2024

Perforadora de Shale argentina recorta salarios de ejecutivos

miércoles 29 de abril de 2020

Vista Oil & Gas, un modelo de los perforadores independientes en los florecientes campos de shale de Argentina, ha recortado la compensación para la alta dirección en un 40% mientras intenta superar la crisis del petróleo.

Las medidas están diseñadas para proteger el saldo en efectivo de US$200 millones de la compañía hasta que se levanten las reglas de confinamiento y el consumo se recupere, dijo Galuccio en una llamada de ganancias el miércoles. La llamada proporcionó a los inversores los primeros comentarios públicos amplios sobre la actividad en la formación Vaca Muerta después de que la industria petrolera cayera en picada el último trimestre.
“He pasado por varias crisis”, dijo Galuccio. “No entraremos en pánico. Nos mantendremos tranquilos, haciendo lo que tenemos que hacer”.
Las medidas posicionarán a Vista para que regrese en 2021 o incluso a fines de este año, dijo Galuccio. La demanda de combustible ya ha aumentado un poco desde que Argentina alivió algunas restricciones de confinamiento esta semana, agregó.

El desplome del precio del petróleo ha cerrado los pozos de shale de Estados Unidos y proyecta una larga sombra sobre el futuro de Vaca Muerta en la Patagonia. Si los perforadores pueden alcanzar costos de desarrollo de un solo dígito –una medida que a veces se usa en lugar del punto de equilibrio– eso mantendría la jugada en curso, dijo Galuccio.
El costo de desarrollo de Vista antes de cerrar los grifos en los pozos hace un mes era de US$10 a US$12 por barril. En los principales campos petroleros de shale de YPF, el rango es casi el mismo. La compañía registró una pérdida para el primer trimestre de US$21 millones, un 55% peor que la pérdida del año anterior. El perforador puede reducir los gastos de capital a tan solo US$95 millones en 2020, por debajo de la orientación de US$300 millones en febrero, dijo Galuccio.
Galuccio, un veterano petrolero que está en el directorio de Schlumberger Ltd., también tiene la esperanza de que el gobierno de Argentina, no extraño a intervenir en los mercados petroleros, establezca precios subsidiados para ayudar a los productores con cualquier crudo que puedan vender en el país, incluso cuando las refinerías alcancen el límite de su capacidad.

Los precios subsidiados del crudo, que Galuccio cree vendrán “más temprano que tarde”, funcionarían como un puente, dijo, asegurando que la producción no caiga demasiado precipitadamente ahora para que cuando el consumo de combustible se recupere, Argentina no se vea obligada a importar.