jueves 30 de mayo de 2024

Macri apura las definiciones en el PRO: mientras espera por Bullrich el viernes se reúne con Larreta

miércoles 22 de marzo de 2023

Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta ya agendaron su reunión: será este viernes al mediodía. Pero el ex presidente multiplica sus contactos con los líderes del PRO para definir las principales candidaturas y dar señales de tregua en el enfrentamiento interno: esta mañana desayunó con María Eugenia Vidal y tendría previsto un encuentro en las próximas horas con Patricia Bullrich.
Lo que sigue sin quedar claro es cuándo anunciará Macri si competirá o no en las elecciones. En su entorno aseguran que “todavía no lo tiene resuelto” y que “se tomará hasta abril” para pensarlo. Las señales que da indicarían que no será candidato y que apuntalará al postulante presidencial que surja de las PASO, aunque no será totalmente imparcial: no dirá a quién apoya, pero sí insistirá en el sentido de “cambio profundo” que deben tener las medidas del gobierno que asumirá en diciembre.
Más allá de sus múltiples encuentros de estos días, los máximos líderes del PRO coincidirán el sábado por la noche en la fiesta de casamiento de Vidal y el periodista Enrique “Quique” Sacco, que se hará en San Antonio de Areco. Será un festejo para no más de 100 personas, sobre todo familiares.
En el larretismo le quitaron dramatismo a la nueva reunión del jefe de Gobierno y el ex mandatario: “Es rutina pura, igual a las las charlas que tuvieron habitualmente”, dijo alguien muy cercano a Rodríguez Larreta. La misma fuente aseguró que “la relación entre ellos está muy bien” y que “no hay agenda” para el encuentro. “Como siempre, van a hablar del país, de la ciudad y de las elecciones”, agregó.
Uno de los temas en discusión es la fuerte interna del PRO en la ciudad de Buenos Aires, donde hasta ahora hay 4 candidatos a jefe de Gobierno: Jorge Macri, apoyado por el ex presidente y por Bullrich, y los postulantes que promueve Rodríguez Larreta: Fernán Quirós, Soledad Acuña y Emmanuel Ferrario, quienes salieron a la cancha luego de que la titular del PRO se sacara una foto con el ministro de Gobierno porteño para apoyar su plan político. Ese gesto, que irritó a Larreta, comenzó una batalla que fue creciendo en el principal bastión electoral del partido de Macri.

Todos coinciden en que imposible que haya más de un candidato “amarillo” para que dispute la candidatura con el radical Martín Lousteau en las PASO: el senador nacional de la UCR mide muy bien en las encuestas y el PRO se arriesga a perder si divide su voto en más de un postulante.
El jefe de Gobierno desmintió varias veces que haya llegado a algún acuerdo político con Lousteau a cambio del respaldo de la UCR a su proyecto presidencial y aseguró que en CABA apoyará a un candidato del PRO. Cerca del ex mandatario creen que el pacto con el líder de Evolución existe.
Macri espera que Rodríguez Larreta baje las postulaciones de Quirós, Acuña y Ferrario. La propia difusión del encuentro entre el ex presidente y el jefe de Gobierno cayó como un misil en el comando de campaña del ministro de Salud porteño: “El rumor es que se bajan los tres”, afirman.
¿Existe la posibilidad de que Jorge Macri se convierta en el candidato único del PRO en la ciudad? Es lo que quiere su primo y lo que buscaría en su charla con Rodríguez Larreta. Nadie sabe qué pedirá a cambio el jefe de Gobierno. Algunos sospechan que podría proponer el apoyo macrista a Diego Santilli como único postulante del PRO a gobernador bonaerense. Alguien que conoce mucho a Macri cree que algo así es inviable: “No lo conocen a Mauricio. Nunca aceptaría algo así”. Se suma otro problema complejo: ¿qué obtendría Bullrich en una negociación de esas características?
El larretismo considera que la interna del PRO se destrabará si primero Macri anuncia si será o no candidato. Esa definición, siempre que el ex mandatario desista de intentar un regreso a la Casa Rosada, llevaría a que Rodríguez Larreta baje sus candidatos porteños y apoye a Jorge Macri. En este sector hay optimismo porque el ex mandatario “está apurado en cerrar la interna en la ciudad”. Es justamente lo que niegan los macristas, para quienes es el jefe de Gobierno el que está apurado por reunirse con el ex jefe del Estado: “Sus 3 candidatos no mejoran en las encuestas”, dicen.

Hay clima de agitación en el PRO. Y una sensación térmica de que las definiciones serán inminentes. El que se mantiene en su propio microclima es Macri. En Juntos por el Cambio, muchos quieren verlo y le piden opinión. En su partido hacen fila para reunirse y sacarse una foto con él. Mientras, el ex presidente juega al límite con los tiempos. Hasta hace unos meses, iba a anunciar su futuro político en marzo. Ahora hablan de abril. Lo que logró no es poco: hoy, todos giran alrededor de Macri.