lunes 15 de julio de 2024

Alergias: ¿Cómo afrontar la primavera?

sábado 16 de septiembre de 2023

La primavera se acerca, las flores y árboles crecen y con ella, las alergias. Lo que sucede en esta época del año es que hay mayores concentraciones de polen en el aire, pero realmente están en el ambiente y la mayoría sufre trastornos nasales, oculares y/o bronquiales en toda época del año, sin distinción estacional ni geográfica. Por eso, el primer paso es tener un buen diagnóstico para saber cuál es el polen que provoca la reacción alérgica.

Sus síntomas, son variados. Pueden ser secreciones nasales cristalinas y acuosas, nariz tapada, estornudos, picazón nasal, de ojos y oídos, lagrimeo, tos, falta de aire en algunos individuos con evidente alteración de la calidad de vida de quienes la sufren y de su entorno.

Estudios realizados confirman que1 entre 2 y 3 de cada 10 niños en Argentina tiene rinitis alérgica, aunque sólo 2 conoce su diagnóstico y 1 recibe algún tipo de tratamiento. Algo similar se observa en la población general, donde la cantidad de pacientes alcanza al 20%.

La polinosis es la manifestación de síntomas respiratorios y oculares generados por los pólenes. Esto se debe a la polinización de algunos árboles (ciprés, fresno, acer, tala, plátano, etc), gramíneas (cynodon dactylon, lolium perenne, bromus, poa, etc) y hierbas-malezas (ambrosia,quenopodio, etc).

Además, la presencia de ácaros (pequeños insectos microscópicos) que se encuentran en contacto con nosotros casi de manera permanente, son también una de las causas más comunes de alergia respiratoria. Asimismo, hay otros alergenos de las mascotas y hongos ambientales que también son desencadenantes de síntomas de rinitis y asma.

El 80% de los pacientes con Rinitis Alérgica debutan en la edad pediátrica, y observando que muchos de ellos también sufren de Asma Bronquial, resulta imprescindible tomar conciencia acerca del diagnóstico y tratamiento precoz. Para eso, se sugiere realizar los estudios apropiados y oportunos de la mano de especialistas en Alergia e Inmunología, quien lo ayudará en el manejo especializado de la enfermedad centrándose en el conocimiento del o los agentes causantes. Los tratamientos indicados por el médico Alergista, se orientan al control de los síntomas como al de la causa de la enfermedad. De esta manera, el paciente podrá mejorar su calidad de vida y así, su rendimiento intelectual y físico.

Temas de esta nota