miércoles 12 de junio de 2024

Según datos de CAME, durante agosto la industria pyme mostró una caída del -5% anual

domingo 24 de septiembre de 2023

La industria manufacturera de pymes sufrió su tercer mes consecutivo de contracción en agosto, experimentando una disminución del 5% en comparación con el mismo período del año anterior. Si se examina el lapso acumulado desde enero hasta agosto de 2023, se evidencia una caída anual del 0,1%. Además, en lo que respecta a la comparación mensual, también declinó un -0,9%.

Durante este mes, las empresas operaron, en promedio, a un 73,1%, de su capacidad instalada, y un 54,6% de ellas informó dificultades para reponer sus inventarios. Este período estuvo fuertemente influenciado por los acontecimientos económicos vinculados a las elecciones PASO, como ser la devaluación y los aumentos en los precios, que impactaron significativamente en la actividad productiva.

Se observa que las empresas que disponen de un margen financiero optaron por acumular inventarios de insumos, como una medida para garantizar la continuidad de la producción en los próximos meses. A su vez, los industriales consultados expresaron sus principales preocupaciones, que incluyen la escasez de mercancías, incrementos desproporcionados en los precios de los insumos y dificultades para realizar pagos al exterior.
Estos resultados surgen del Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) que elabora CAME, con una muestra que alcanzó a 395 firmas pyme a nivel federal.

Análisis sectorial
 
La mejor performance en agosto estuvo en “Alimentos y Bebidas”, con un crecimiento anual de 1,5% en su producción, a precios constantes y Textiles e Indumentaria (+2,8% anual). La peor, ocurrió en “Papel e Impresiones”, con una caída de 26% interanual. Este mismo rendimiento sectorial se observa en el comportamiento acumulado del año con aumentos de 4,8% en “Alimentos y Bebidas” y de 1,5% en “Textiles e indumentaria” y con un desplome en “Papel e Impresiones” del 16.2%.

Alimentos y bebidas
Durante el mes de agosto, la producción experimentó un incremento anual del 1,5% a precios constantes, sumando un aumento del 4,8% en los primeros ocho meses del año en comparación con el mismo período de 2022. Sin embargo, en términos mensuales, se registró una retracción del 2,8%. Durante este período, las industrias operaron a un nivel del 71,6% de su capacidad instalada, lo que representa una disminución respecto al 74,3% registrado en julio.
En lo que respecta a la cadena de suministro, los proveedores redujeron los plazos de pago, lo que generó inquietud en el rubro. Además, se reportó notable escasez en productos de alta demanda, como azúcar de marcas reconocidas, harinas, envases de hojalata y cajas de madera. Los desafíos para importar y adquirir repuestos para maquinaria continúan siendo una problemática persistente en la industria.

“Estuvo muy complicado conseguir insumos para la producción de embutidos y hay productos que tuvimos que dejar de fabricar al menos por ahora” (Frigorífico de San Martín, Gran Buenos Aires)

“Vendimos bien, pero nos perjudicamos en rentabilidad porque no pudimos aumentar lo que subieron el dólar y los insumos” (Fábrica de alimentos para animales de Esperanza, en Santa Fe)

Indumentaria y textil

En agosto, la elaboración tuvo un crecimiento del 2,8% anual a precios constantes, acumulando una suba del 1,5% en los primeros ocho meses del año en comparación con el mismo mes del año anterior. A nivel mensual, se observó un ascenso del 1,1%. Durante este mes, las firmas operaron al 77,4% de su capacidad instalada, lo que representa un aumento con respecto al 75,2% registrado en julio.

Desde las empresas señalaron que están enfrentando desafíos significativos en su cadena de suministro. Los proveedores están reteniendo las entregas de telas, especulando con posibles aumentos futuros, y se perciben aumentos desproporcionados en los montos de algunos insumos. Además, las dificultades para realizar pagos al exterior complicaron la adquisición de materias primas y otros bienes esenciales para el proceso de fabricación.

“Estamos acumulando stocks de algunos insumos para asegurarnos producción en las semanas pre y post electorales que seguramente van a ser nuevamente complicadas” (Fábrica de prendas de vestir de la ciudad de Córdoba).

“La producción de la nueva temporada se encuentra atrasada por la falta de materias primas, específicamente no conseguimos hilos y elásticos” (Fábrica de ropa interior y medias de la localidad de Villa Lynch en Gran Buenos Aires)

Maderas y Muebles

En el rubro se reflejó una disminución del 1,6% anual a precios constantes, lo que reúne un aumento del 1,1% en los primeros ocho meses del corriente año en comparación al mismo lapso del 2022. Sin embargo, en el contraste mensual, se registró una mejora del 3,3%. Durante este mes, las industrias operaron al 76,5% de su capacidad instalada, lo que representa un aumento con respecto al 75,5% de julio.

El sector alertó sobre la profundización de los faltantes, especialmente en productos como pegamentos, clavos y barnices, y se agregaron nuevas variedades de madera que carecen de sustitutos, lo que directamente impide completar las entregas. A pesar de esto, los resultados muestran una notable dispersión, con algunas empresas reportando buenos niveles de actividad mientras que otras experimentan niveles muy bajos. Sin embargo, todas coinciden en que el mercado se encuentra en un estado de altibajos que dificultan la identificación de una tendencia clara.

“Los importadores nos venden a un precio de dólar de $505 cuando importan a dólar oficial. Se abusan de todo y cuando les sale una importación observada nos piden que hablemos nosotros con el Ministerio para ayudarlos a destrabarla” (Fábrica de muebles de la Ciudad de Buenos Aires)
“La venta está muy complicada, la gente no compra, se guarda el dinero y los precios de la materia prima nos subieron 20% en el mes” (Fábrica de Pergamino, en Provincia de Buenos Aires).

Metálicos, maquinarias, equipos y material de transporte.

Durante agosto, la elaboración tuvo una significativa contracción del 6,4% en términos anuales a precios constantes, lo que llevó a una disminución del 0,8% en el transcurso del año. En cuanto a la comparación mensual, se registró una caída del 2,3%. En agosto, las industrias trabajaron al 71,7% de su capacidad instalada, lo que representa un aumento con respecto al 69,9% registrado en julio.

Este sector está enfrentando desafíos importantes, incluyendo demoras en las aprobaciones de las SIRAS (Sistema de Importaciones de la República Argentina) y la prolongación de los plazos de pago al exterior cuando existen compromisos asumidos con los proveedores que deben cumplirse en fechas específicas. Además, se aprecian demoras en las entregas por parte de los proveedores y escasez de materias primas, tanto de origen nacional como importadas. El 50% de las empresas consultadas reportó problemas para importar y para reponer stocks, y de ellas, el 48% registraron que estos fueron mayores respecto al mes pasado.
“Tuvimos muchos inconvenientes para cumplir con la cadena de pagos, los proveedores la achicaron a 15 días y al contado” (Fábrica de Rosario, en Provincia de Santa Fe)

“Las ventas fueron muy malas en agosto y nos perjudicó que los proveedores nos acorten los plazos de pago” (Fábrica de carrocerías de la ciudad de Salta).

Productos químicos y plásticos

La producción cayó 9,8% anual en agosto, a precios constantes, y acumula una baja de 0,6% en ocho meses del año (frente a igual periodo de 2022). Frente a julio, también tuvo una retracción de 3,8%. Las industrias trabajaron con 69,6% de su capacidad instalada (65,8% en julio). Los empresarios encuestados informaron faltantes de frascos de vidrios, polímeros, ciertos aditivos y resinas. El 67,2% de ellos manifestó problemas para reponer stocks, siendo el ramo con más firmas afectadas por esa problemática y, de ellas, el 51% reportó mayores problemas respecto al mes pasado.

“El Impuesto País a las importaciones nos afectó porque no podemos cobrárselo al cliente y nuestro costo se vio incrementado en 8% este mes. Es decir que el margen nuestro fue casi nulo en los contratos que ya estaban cerrados” (Fabricación de materias químicas orgánicas de la ciudad de Mendoza)
“Se incrementaron nuestros problemas en la reposición de stock por los precios desorbitados que se manejan. Hay ciertas materias primas que no ingresan o no se consiguen” (Fábrica de la ciudad de Formosa)

Papel, cartón, edición e impresión

La elaboración contempló un drástico derrumbe del 26% en términos anuales a precios constantes, acumulando un retroceso del 16,2% en los primeros ocho meses del año, en comparación con el mismo período de 2022. En la comparación intermensual, se vio un declive del 4%. A pesar de esto, es importante destacar que, en agosto, las industrias operaron al 80,7% de su capacidad instalada, un nivel notablemente alto en relación con otros sectores e incluso registrando un aumento de 3 puntos en comparación con julio (77,5%).

Sin embargo, el rubro se enfrenta a desafíos significativos en cuanto a inversiones, particularmente en la adopción de nuevas tecnologías. Estas inversiones se están retrasando debido a la incertidumbre económica, la falta de acceso a financiamiento asequible y las dificultades para importar maquinaria, piezas y componentes necesarios para la modernización de la industria.

“La actividad de agosto se limitó a trabajos de impresión de boletas y material publicitario para las elecciones, aparte de eso no hubo nada, por eso nos fue tan mal” (Industria de ciudad de Santiago del Estero).

“No hay poder adquisitivo en la calle, los precios subieron mucho y la gente gasta en otras cosas, septiembre y octubre seguramente serán igual” (empresa de la ciudad de Paraná, en Provincia de Buenos Aires)

Reposición de stock

Con respecto a las dificultades relacionadas a la reposición de stock, en comparación con el año anterior se observó que un 54,6% de las pymes tuvieron que lidiar con algún tipo de inconveniente a la hora de reponerlo. El rubro de Químicos y plásticos fue el que indicó mayores problemas para restablecer su stock (67,2%) mientras que los industriales del sector de Madera y muebles fue el menos afectado (48,2%).

Por otro lado, el 54% de los industriales indicaron haber tenido mayores obstáculos (comparado con el mes anterior) para reponer su stock, principalmente, el rubro Textil e indumentaria donde el 63% de las pymes expresó haber sufrido inconvenientes mayores a nivel intermensual.

Temas de esta nota