sábado 22 de junio de 2024

Segunda etapa del Gasoducto Néstor Kirchner: lanzan licitación por 43.000 tubos

sábado 28 de octubre de 2023

Energía Argentina aprobó el llamado a licitación para el suministro de caños para la segunda etapa del Gasoducto Néstor Kirchner (GPNK), que se extenderá por más de 520 kilómetros, entre el Oeste de la provincia de Buenos Aires y el sur de Santa Fe.

En esta oportunidad, las empresas interesadas en participar de la licitación deberán incluir una propuesta de financiamiento, precisó la compañía estatal en un comunicado, a diferencia de lo que ocurrió en el denominado Tramo I que contó con financiamiento del Estado nacional.

La licitación buscará asegurar el aprovisionamiento de los tubos de acero con costura de 36 pulgadas de espesor, 12 metros de largo y unos 5.000 kilos de peso cada uno, en especificaciones similares a los que se utilizaron en la Etapa I y que se adjudicó el consorcio Techint-Tenaris.

Para esta nueva etapa se estima que serán necesarios más de 43.000 tubos, lo que demandará unos 8.600 viajes en camión hasta los distintos puntos de acopio y los frentes de obra que se se divida la construcción.

"De esta manera se da inicio al proceso que permitirá concretar esta obra fundamental para la soberanía energética de nuestro país", resaltó Energía Argentina en un comunicado oficial.

El presidente de la firma estatal, Agustín Gerez, destacó que "este nuevo desafío, impulsado por Sergio Massa, permite cerrar el círculo virtuoso que se inició con la primera etapa de este proyecto".

El funcionario agregó que "con la segunda etapa del GPNK y con la Reversión del Gasoducto Norte, que iniciará su operación en abril de 2024, vamos a ahorrar más de u$s7.500 millones de importaciones de energía e incluso tendremos saldos exportables de gas por más de u$s1.000 millones por año".

La segunda etapa del GPNK se extenderá desde Salliqueló en el sur de la provincia de Buenos Aires hasta la localidad santafesina de San Jerónimo, con una extensión total de 524 kilómetros.

La obra está llamada a completar el proyecto del gasoducto que parte desde la Cuenca Neuquina para incrementar la evacuación del gas no convencional que puede producir Vaca Muerta, con una capacidad total de 39 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/d) lo que significa un 25% adicional del total del sistema.

La concreción de la obra permitirá abastecer con gas natural a todas las localidades productivas que se encuentran en cercanías de la traza y que hoy lo hacen con gas licuado de petróleo, encareciendo sus procesos y los bienes finales que comercializan.

Este nuevo tramo de ampliación de la infraestructura energética nacional tiene el antecedente inmediato de la Etapa I del Gasoducto Néstor Kirchner, cuyos 573 kilómetros de extensión fueron concretados en un plazo récord de 10 meses y unieron el corazón del no convencional neuquino en Vaca Muerta, en la planta de Tratayen, hasta la localidad bonaerense de Salliqueló.

Esa capacidad de transporte adicional de 11 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/d) permitió desde su puesta en marcha un ahorro por sustitución de importaciones de u$s420 millones en apenas dos meses (actualmente unos US$ 12 millones diarios), y de US$ 1.600 millones para 2023.

Esta semana, Energía Argentina abrió el Sobre 2 con la propuesta económica para el renglón 1 de la reversión del Gasoducto del Norte, obra que en 2024 permitirá transportar el gas de Vaca Muerta hacia las provincias del norte argentino y finalizar con la importación desde Bolivia.

En este marco, Gerez, destacó que se prevé que la obra esté concluida en mayo de 2024, lo que "posibilitará un ahorro fiscal de u$s1.960 millones de importación", acompañado de una política que se ha iniciado con el Gasoducto Néstor Kirchner en Etapa 1 que "nos permitirá en 2024 un ahorro de u$s4.400 millones".

Entre los beneficios se destaca la distribución del gas de Vaca Muerta a las industrias de Córdoba, Tucumán, La Rioja, Catamarca, Santiago del Estero, Salta y Jujuy, así como la conexión de hogares a las redes de gas natural y el desarrollo a escala de nuevas actividades fabriles, en especial la minería de litio.

También bajará el costo de generación eléctrica y del gas natural para las industrias del norte argentino y generará 3.000 puestos de trabajo directos y 12.000 indirectos; y otorgará al país la posibilidad de realizar exportaciones hacia el norte de Chile, al centro de Brasil y a Bolivia, y su habilitación está prevista para antes del invierno 2024.