miércoles 12 de junio de 2024

Noviembre es el mes de la Mascota Diabética

martes 31 de octubre de 2023

En los seres humanos, la diabetes es clasificada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una de las principales causas de muerte en el mundo. Sin embargo, también se ha convertido en un asunto que involucra a los perros y gatos. Es una enfermedad crónica que se caracteriza por una incapacidad del cuerpo para producir o utilizar adecuadamente la insulina, una hormona necesaria para regular los niveles de azúcar en la sangre.

Actualmente, 1 de cada 500 perros y gatos desarrollan la enfermedad-. Se trata de una afección que no produce dolor y que no tiene manifestaciones físicas concretas a primera vista; sin embargo, existen signos que pueden enviar una señal de alerta a los tutores de caninos y felinos.

“Los síntomas clásicos son poliuria (micciones numerosas tanto en frecuencia como en cantidad), polidipsia (consumo excesivo de agua) y polifagia (aumento exagerado del apetito y de la ingesta de alimento) con  pérdida de peso; otros síntomas menos comunes son las cataratas (en los perros) y debilidad en los miembros posteriores (en gatos)”, explica Walter Comas, gerente de la Unidad de Animales de Compañía en MSD en Argentina. El médico veterinario explica que “con un diagnóstico oportuno, con el tratamiento con insulina y un manejo adecuado, la enfermedad tiene buen pronóstico”.

Para confirmarla, el veterinario tomará una muestra de sangre y determinará la concentración de glucosa (o “azúcar”) en la sangre de la mascota y evaluará otros aspectos específicos del animal. 

Una vez confirmado el diagnóstico es importante seguir un plan de tratamiento indicado por el veterinario, que en general contemplará:

  • Inyecciones regulares de insulina: la insulinoterapia es la piedra angular en el control de la diabetes canina y felina.
  • Alimentación adecuada.
  • Ejercicio regular.
  • Las hembras deberían ser castradas.

Seguimiento del profesional veterinario: es la persona encargada de asesorar al
tutor y determinar cada uno de los puntos anteriores.

  • Avances en la salud animal
  • En Argentina existe una única insulina de uso veterinario aprobada por el SENASA, tanto para perros como gatos diabéticos, lo que facilita el tratamiento de la diabetes mellitus en estos animales por parte del profesional veterinario.
  • Además, en la actualidad, la tecnología digital se ha sumado como una herramienta importante para ayudar al control y seguimiento de la diabetes mellitus. Recientemente se han diseñado aplicaciones móviles fáciles de usar, disponibles en Android o iOS y que permiten a los veterinarios y a los dueños de mascotas diabéticas darles un mejor seguimiento y control de la enfermedad.

Estas apps están siendo un gran aliado para el manejo de esta enfermedad al fijar un nuevo estándar de cuidado, ya que permiten:

  • Registrar el estado de salud de la mascota.
  • Realizar y generar controles que se le pueden enviar al veterinario.
  • Gestionar recordatorios y citas para la revisión del estado de salud del animal.

Por otro lado, MSD Salud Animal, en el mes de la mascota diabética, invita a crear conciencia compartiendo historias que permitan mostrar que el manejo de la diabetes puede tornarse una parte habitual de la vida de las mascotas y sus dueños, con poco impacto en las actividades diarias. 

Esta fecha recuerda sobre la importancia del control de la diabetes mellitus y que una mascota saludable, es una familia feliz. Gracias a la ciencia, un control regular y las herramientas adecuadas, los perros y los gatos pueden llevar una vida normal.