lunes 15 de abril de 2024
ENTERATE DE TODO AL INSTANTE. Sumate a la comunidad de NoticiasNQN en WhatsApp

Energía dejará de depender de Economía

miércoles 22 de noviembre de 2023

La Secretaría de Energía, a cargo de uno de los sectores clave de la economía argentina, dejará de depender del Ministerio de Economía y pasará a formar parte del Ministerio de Infraestructura, uno de los ocho que tendrá la gestión del próximo presidente, Javier Milei. Este organigrama anticipa dos medidas urgentes que deben tomarse en materia energética: la infraestructura y las concesiones hidroeléctricas.
Este nuevo Ministerio estará a cargo de Guillermo Ferraro, quien fuera el director de la consultora KPMG durante más de una década, y que en la campaña estuvo a cargo de la fiscalización. Tendrá a cargo cinco secretarías: Energía, Minería, Comunicaciones, Obras Públicas y Transporte.

En el caso de Energía, confirmó que el secretario será Eduardo Rodríguez Chirillo, quien lideró el armado de la estrategia energética en los equipos de La Libertad Avanza.
Chirillo es abogado y tiene más de 25 años en el sector energético: trabajó en el estudio jurídico O´Farrell, fue asesor de empresas y gobiernos, y desde hace más de 10 años tiene su propia consultora, ERC, que trabaja para Argentina, México y España (donde vivió los últimos 20 años), en temas de electricidad, renovables, petróleo y gas.
La secretaría de Minería podría quedar a cargo de otro abogado: Sergio Arbeleche, especializado en minería y medio ambiente, y que actualmente se desempeña en el estudio Bruchou & Funes de Rioja.


Medidas urgentes
Hay dos medidas urgentes que deberá tomar el nuevo gobierno en materia energética: definir obras de infraestructura para que en 2024 no falte gas en invierno en siete provincias, y establecer cómo quedarán las concesiones de las represas hidroeléctricas, que explican un tercio de la generación de electricidad del país, a bajos costos.

En su primera entrevista, Ferraro anticipó una definición conceptual de su gestión: “El Estado tiene que reducir su participación en la economía para dar paso al sector privado”.

Por este motivo, definió cuál será la estrategia para una de las primeras decisiones que deberá tomarse: el futuro de las concesiones del sector hidroeléctrico, que por ahora vencieron cuatro, y se encuentran prorrogadas, pero que desde diciembre y en adelante vencen otras 17. “Casi todas las concesiones vencieron en los últimos años, las administraciones están en tenencias precarias, en prórrogas, así no se hacen inversiones porque el privado no sabe qué va a pasar”, dijo Ferrero haciendo referencia a las concesiones en general y refiriéndose también a las hidroeléctricas.

Afirmó que de esta forma se vulneran los contratos y que van a reformar la ley de concesiones. La intención del gobierno de UxP era que volvieran al Estado después de 30 años, algo que habían dejado escrito en la ley de presupuesto, que todavía no se aprobó.

Sobre la infraestructura, anticipó obras para Vaca Muerta: “Ahí se necesita infraestructura en serio, porque se requiere de toneladas de arena y de muchísima agua. No existe un acueducto hacia Añelo, ni operación de carga eficiente, se hace todo a camiones”.

Hay dos obras urgentes que deberá definir el próximo gobierno: avanzar en el llamado Reversal del Norte, que ya fue licitado y adjudicado en algunos de sus tramos, y será necesario que se finalice antes del próximo invierno, para que no falte gas en el norte, debido a que Bolivia ya anticipó que desde el 2024 no podrá abastecer en firme. Si bien esta obra ya tiene garantizados u$s 710 millones de financiamiento de la CAF, y desde LLA están a favor del financiamiento de organismos multilaterales, había una parte que iba a poner el Estado a través de Cammesa.

La otra obra clave que deberá definirse es el segundo tramo del gasoducto Néstor Kirchner, para elevar el transporte de gas, llegar hasta Santa Fe, y planificar cómo exportar a Brasil.

Sin embargo, esta obra viene más retrasada: Energía Argentina (ex Enarsa) solamente lanzó el llamado a licitación para el suministro de los caños.

Además, no tiene garantizado el financiamiento: había una negociación con el banco de Brasil BNDES para financiar a Techint-Usiminas por u$s 800 millones, en el que deberán jugar las relaciones geopolíticas entre Milei y el presidente brasileño, Luiz Inacio Lula Da Silva.

Tampoco está confirmado quién llevará adelante la planificación de estas obras que venía haciendo Enarsa: Milei anticipó que, al igual que YPF, el objetivo es privatizarla, luego de “racionalizarla”.

 

Ambito