viernes 1 de marzo de 2024

Luis Caputo anticipó que no habrá dolarización inmediata si asume como ministro de Economía

sábado 25 de noviembre de 2023

La incertidumbre que rodeaba a los banqueros del país se disipó, al menos en el corto plazo, durante la reunión que mantuvieron con Luis Caputo, principal candidato a ministro de Economía del presidente electo Javier Milei, con un centenar de CEOs y gerentes de todos los bancos privados.

Caputo despejó las preocupaciones al asegurarles que no implementará de inmediato el plan de dolarización de la economía ni el cierre del Banco Central propuesto por Milei durante la campaña.

Hizo hincapié en la necesidad de un plan de estabilización como prioridad, basado en una hoja de ruta ortodoxa con un ancla fiscal y monetaria. Este plan incluiría un recorte de 2 puntos del PBI. Aunque reconoció su relación conceptualmente positiva con la dolarización, enfatizó que esta sería una herramienta a considerar solo una vez estabilizada la macroeconomía. Descartó rotundamente la posibilidad de una dolarización inmediata, desvinculándose así de propuestas previas, como la de Emilio Ocampo, quien fue recientemente desligado del equipo económico.

El casi ministro destacó que la dolarización podría resolver problemas como la volatilidad del tipo de cambio, el acceso al financiamiento y la baja demanda de dinero. Sin embargo, subrayó que nunca se utilizará como una herramienta para estabilizar, insistiendo en que todo el plan se fundamenta en el equilibrio fiscal.

En contraste con la postura de Milei, quien considera no negociable la dolarización y el cierre del Banco Central, Caputo se mostró dispuesto a debatir el tema una vez estabilizada la macroeconomía. El comunicado de la “Oficina del Presidente Electo” reafirmó que el cierre del Banco Central no es negociable, pero nada está confirmado.

Durante la reunión, Caputo, con una actitud informal, no reveló detalles específicos del plan y evitó hablar de designaciones. A pesar de la buena disposición para responder, se negó a confirmar si Demian Reidel será el presidente del Banco Central. La reunión, que duró menos de una hora, dejó claro el mensaje de tranquilidad que Caputo quiso transmitir, descartando sorpresas o medidas disruptivas.

En cuanto a las preocupaciones bancarias, Caputo señaló que no habrá plan bonex, reperfilamiento de deuda, ni medidas drásticas. Descartó un levantamiento total del cepo el primer día de gobierno y afirmó que la demanda de dinero está demasiado baja. Considera que el shock necesario debe ser fiscal y monetario, ya que la emisión monetaria, el gasto y la política cambiaria están descontrolados.