lunes 15 de abril de 2024
ENTERATE DE TODO AL INSTANTE. Sumate a la comunidad de NoticiasNQN en WhatsApp

Renunciaron a la asignación

Cambio histórico: la Iglesia Católica ya no recibirá más aportes del Estado Nacional

miércoles 03 de enero de 2024

Se trata de una decisión histórica: la Iglesia Católica ya no recibirá más aportes del Estado Nacional, luego de que la Confederación Episcopal Argentina confirmara que los arzobispos y obispos diocesanos renunciaron a la asignación mensual que estaba prevista en la ley 21.950.

A través de un comunicado, la cúpula de la Iglesia Católica argentina informó que el último día hábil de diciembre de 2023, concluyó el proceso de renuncia de los los arzobispos, obispos diocesanos y obispos auxiliares del pago mensual de 98 mil pesos que establecía la norma.

la ley 21.950 establece que los “arzobispos y obispos con jurisdicción sobre arquidiócesis, diócesis, prelaturas, eparquías (circunscripción territorial bajo la autoridad de un obispo) y exarcados (territorios) del Culto Católico Apostólico Romano gozarán de una asignación mensual equivalente al 80 % de la remuneración fijada para el cargo de Juez Nacional de Primera Instancia, hasta que cesen en dichos cargos“.

Este proceso de renuncia se había iniciado en 2018, cuando la Iglesia anunció la decisión de “renunciar progresivamente” a los aportes de la Nación. En ese año, los fondos que el Estado destinaba al mantenimiento de la Iglesia eran de 130 millones de pesos anuales. Esos fondos se destinaban a pagar principalmente a obispos, párrocos de frontera y seminaristas-, pero representaban el 10% de su presupuesto total.

A su vez, los obispos comenzaron a plantear alternativas para financiar la estructura que compone a la Iglesia Católica y que permita, entre otras cosas, mantener el servicio de las tareas pastorales. Así surgió el programa FE.

De igual manera, la CEA expresó que “en una resolución del día 26 de abril de 2023, el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto en uso de sus facultades, dio lugar a que los arzobispos y obispos que hayan cesado en sus cargos por razones de edad o de invalidez puedan solicitar de manera particular, con una serie de requisitos, recibir el beneficio de la asignación prevista en la ley“.

La ley 21950 data de la Dictadura y lleva la firma del entonces ministro de Economía, José Martínez de Hoz.

En principio, establece: “Otórgase a la Jerarquía Eclesiástica una asignación mensual equivalente a un porcentaje de la percibida por el Juez Nacional de Primera Instancia“.

Pero a su vez, la norma estaba basada en el artículo 2 de la Constitución Nacional, que establece que el gobierno federal sostiene al culto católico.