miércoles 28 de febrero de 2024

Iglesia católica

¡Mama Antula es la primera santa argentina! Su camino de fe y los milagros que la llevaron a la canonización

La mujer santiagueña, nacida en 1730, se convierte así en la primera santa de la Argentina, un hito histórico para la Iglesia Católica del país.
sábado 10 de febrero de 2024

Tras un largo proceso de beatificación y canonización, la beata María Antonia de Paz y Figueroa, conocida como Mama Antula, ha sido finalmente declarada santa por el Papa Francisco. Esta mujer santiagueña, nacida en 1730, se convierte así en la primera santa de la Argentina, un hito histórico para la Iglesia Católica del país.

Su camino de fe y entrega

Mama Antula dedicó su vida a la evangelización y al servicio de los más pobres. Desde joven, se sintió llamada por la fe y se unió a la Compañía de Jesús, donde colaboró en la formación espiritual de mujeres y niños. Tras la expulsión de los jesuitas en 1767, Mama Antula continuó su labor evangelizadora por su cuenta, recorriendo pueblos y comunidades del norte argentino.

Lee también: “Mamá Antula”, la religiosa que se transformará en la primera santa argentina

Los milagros que la llevaron a la santidad

A lo largo de su vida, Mama Antula fue reconocida por su profunda fe y su capacidad de interceder ante Dios por la salud y el bienestar de los demás. Se le atribuyen numerosos milagros, incluyendo la curación de enfermedades graves, la conversión de pecadores y la protección contra peligros.

Lee también: Milei terminó la gira en Israel y viaja a Roma para reunirse con el papa Francisco

Un ejemplo de santidad para Argentina y el mundo

La canonización de Mama Antula es un motivo de alegría y orgullo para el pueblo argentino. Su vida y obra constituyen un ejemplo de santidad para los fieles de todo el mundo. Su entrega a la fe, su amor por los pobres y su espíritu misionero son un faro que ilumina el camino hacia la santidad.

Un legado de fe que pervive

Mama Antula dejó un legado de fe y compromiso social que continúa inspirando a las nuevas generaciones. Su ejemplo nos invita a seguir su camino de entrega a Dios y al servicio de los hermanos. Que su intercesión nos ayude a construir una sociedad más justa, fraterna y solidaria.

Temas de esta nota