jueves 18 de abril de 2024
ENTERATE DE TODO AL INSTANTE. Sumate a la comunidad de NoticiasNQN en WhatsApp

Aberrante

Doce años de cárcel por abusar de tres niñas en Villa La Angostura

Ante el pedido de los 12 años que realizó la acusación, la defensa no planteó oposición.
sábado 24 de febrero de 2024

Villa La Angostura.- Por pedido del fiscal del caso Adrián de Lillo, un varón que había sido declarado responsable por el abuso sexual de tres niñas en Villa La Angostura fue condenado a cumplir 12 años de prisión efectiva.

Se trata de J.S.C y el pedido de pena de la fiscalía contó con el aval de la querella institucional y de las víctimas, que durante la audiencia de ayer, en la que se definió la pena a imponer, manifestaron su intención de continuar siendo informadas sobre lo que ocurra durante la etapa de ejecución.

La declaración de responsabilidad incluyó dos investigaciones desarrolladas por la fiscalía. Por un lado, se le atribuyó a J.S.C el abuso sexual de dos niñas de 9 y 11 años de edad, entre principios de 2010 y fines de 2011, en circunstancias en que estaban a su cuidado en una casa de Villa La Angostura. Respecto del segundo caso, el fiscal acusó al ahora condenado por haber abusado de otra niña que al inicio de las agresiones sexuales tenía 6 años, entre febrero de 2013 y diciembre de 2019.

Por ese accionar, J.S.C fue condenado por los delitos abuso sexual con acceso carnal en carácter de delito continuado, cometido contra una menor de 13 años, agravado por encontrarse en situación de guarda (dos hechos en concurso real); y por abuso sexual gravemente ultrajante por su duración en el tiempo y circunstancias de realización, cometido contra una menor de trece 13 años, doblemente agravado por haber sido cometido encontrándose en situación de guarda y aprovechando la situación de convivencia preexistente (artículos 45, 55, 119 segundo y tercer párrafo, en función del primer párrafo, agravados por el cuarto párrafo incisos “b” y “f”, del Código Penal).

Oportunamente, el condenado, de quien se reserva la identidad como medida de protección de la intimidad de las víctimas, reconoció haber cometido los hechos presentados por el representante del Ministerio Público Fiscal. Durante la audiencia, ante el pedido de los 12 años que realizó la acusación, la defensa tampoco planteó oposición.

El tribunal, integrado por la jueza Laura Barbé y los jueces Diego Chavarría Ruiz y Eduardo Egea, tomó los argumentos presentados por De Lillo y destacó, entre otros motivos para alejarse del mínimo de la escala prevista para los delitos cometidos, la extensión y “vigencia” del daño causado y “la asimetría existente entre víctimas y victimario”.

Durante la audiencia, De Lillo fue asistido por el funcionario de la fiscalía Gustavo Vázquez.

Luego de escuchar a las partes, el juez que presidió el tribunal impuso los 12 años de prisión solicitados, además de ordenar la inscripción en el Registro de Identificación de Personas Condenadas por Delitos contra la Integridad Sexual (RIPeCoDIS).

Prisión preventiva

Tras la imposición de la pena, De Lillo pidió al tribunal que el imputado, quien llegó en libertad a la audiencia, pase a cumplir prisión preventiva. Remarcó que desde el inicio del proceso estuvo en libertad y que, para evitar un posible riesgo de fuga, mientras se cumplen los plazos que cuenta la defensa para impugnar la resolución, era necesario imponer la medida cautelar por 30 días.

El tribunal, por unanimidad, no hizo lugar al planteo del fiscal. Entre otros argumentos, el presidente del cuerpo señaló que las medidas adoptadas hasta el momento –prohibiciones de acercamiento y contacto- “han sido suficientes”. Además, se refirió a la crisis carcelaria que atraviesa la provincia. Sin embargo, reconoció la necesidad de incrementar los controles e impuso una prohibición de salir del país hasta tanto se inicie la etapa de ejecución.