sábado 13 de abril de 2024
ENTERATE DE TODO AL INSTANTE. Sumate a la comunidad de NoticiasNQN en WhatsApp

Neuquén

Intentó asesinar a su expareja y a su hijo y un jurado popular lo declaró culpable

El hecho ocurrió el 3 de julio de 2023 en la vivienda que el imputado compartía con su expareja en el barrio Cuenca XV.
miércoles 28 de febrero de 2024

Neuquén.- El jurado popular que juzgó a un varón por intentar asesinar a su expareja y a su hijo en un barrio de la ciudad de Neuquén, fue declarado culpable.

La decisión fue adoptada ayer por la tarde, luego de la deliberación de los 12 integrantes del jurado (seis varones y seis mujeres), que se extendió por una hora y media aproximadamente. 

Con el veredicto, fue respaldo el pedido del fiscal jefe Juan Agustín García, quien había solicitado que el imputado W.H.Z, sea declarado culpable.

El delito que atribuyó el representante del Ministerio Público Fiscal fue tentativa de homicidio cuádruplemente agravado por el vínculo, por alevosía, por haber sido causado con un medio idóneo para causar un peligro común y por haber sido cometido por un hombre a una mujer, mediando violencia de género (femicidio) -el cual contó con 11 votos en lo referido a la autoría-; en concurso real con tentativa de homicidio doblemente agravado por el vínculo y por haber sido causado mediante un medio idóneo para causar un peligro común -10 votos sobre la autoría-.

A instancias del veredicto de culpabilidad, ahora queda pendiente resolver la pena que deberá cumplir W.H.Z, cuyo monto oscilará entre los 10 y 30 años de prisión.

La teoría del caso, que acreditó el fiscal jefe junto a la asistente letrada Guadalupe Inaudi en el juicio, fue que el hecho ocurrió el 3 de julio de 2023, en la vivienda que el imputado compartía con su expareja en el barrio Cuenca XV de la capital provincial. La víctima y su agresor se separaron en 2022, aunque continuaron viviendo en la misma casa y él ejercía violencia de género hacia ella.

El día del hecho, W.H.Z le suministró un inductor del sueño a su hijo menor y lo acostó en un sillón ubicado en el living. Luego esperó a que llegara su expareja y le ofreció una infusión caliente (que también tenía un inductor de sueño), tras lo cual la víctima comenzó a sentir mucho sueño y se acostó.

Fue en ese contexto, que primero intentó asfixiarla y luego, debido a que ella y el niño se despertaron y, ante la imposibilidad de lograr su objetivo, abrió las perillas de gas de la cocina y prendió fuego el auto de la mujer con la intención de incendiar la casa. La mujer y el niño pudieron escapar a partir de la intervención de vecinos y de los bomberos.

Durante el desarrollo del juicio, el fiscal jefe explicó que la relación de pareja se vio atravesada por diferentes episodios de violencia física, psicológica y económica.