lunes 22 de abril de 2024
Paso Internacional Pino Hachado: Tránsito suspendido por razones climáticas

Peligro de extinsiòn

Llevarán acciones para recuperar el hábitat del Huemul

El ciervo colorado es una especie exótica de carácter invasor que causa graves problemas al huemul, ya que compite por el mismo hábitat
miércoles 28 de febrero de 2024

VLAngostura.-  Se busca la recuperación del hábitat para el huemul debido al avance del ciervo colorado que fue introducido hace décadas para su caza, pero ahora pone en real peligro la existencia del Huemul que es una especie protegida. 
El ciervo colorado es una especie exótica de carácter invasor que causa graves problemas al huemul, ya que compite por el mismo hábitat. 
Las acciones de reducción numérica de esta especie exótica de carácter invasor, permitirá recuperar hábitat para el huemul.
El huemul (Hippocamelus bisulcus) es una de las dos especies de ciervos nativos presentes exclusivamente en los bosques patagónicos de Argentina y Chile. En Argentina, originalmente se distribuía en forma continua desde Neuquén (posiblemente sur de Mendoza) hasta Santa Cruz, y desde la Cordillera hasta los pastizales subandinos del este.
Actualmente, sus poblaciones son pequeñas y se presentan en forma fragmentada y arrinconadas contra la Cordillera. Se encuentra categorizada como especie en peligro de extinción, debido principalmente a la transformación de su hábitat y a la caza mayor.
 
Características y hábitat
El huemul es un ciervo adaptado a la vida de montaña, de estructura robusta, miembros cortos y fuertes. Alcanza cerca del metro de altura (a la cruz) en los ejemplares mayores, y un peso de 70 a 90 kg. Los machos adultos se diferencian de las hembras porque alcanzan un mayor tamaño y peso. Poseen un par de astas sencillas, de dos puntas, cuya rama posterior puede alcanzar hasta 30 cm de largo.

En ambos sexos el pelaje es grueso, denso y relativamente largo. Es reemplazado gradualmente a lo largo del año, pero el cambio es más notorio en primavera.
Dentro del ambiente montañoso ocupa laderas empinadas, irregulares y rocosas, que poseen una vegetación dominada por matorral bajo (arbustos), con bosques dispersos y pastizales.

Principalmente en invierno busca aquellas áreas más expuestas al sol, que son las primeras en despejarse de nieve. En estas laderas encuentra refugio, alimentación y protección de su principal depredador natural, el puma.
Es un herbívoro rumiante. Se alimenta de una amplia variedad de brotes de arbustos, renovales de árboles y herbáceas. Hace una muy estricta selección de las plantas buscando las más digestibles (con poca fibra) y de alta concentración de nutrientes. Algunas de las especies que consume –aunque varían mucho con la zona- son el notro, chilco, leña dura, codocoypu, pangue del diablo, lenga, orquídeas, etc.; come principalmente las partes blandas de las plantas, principalmente los brotes los frutos (murtilla, chaura) y las flores enteras (notro, orquídeas, etc.).