sábado 25 de mayo de 2024

EEUU

Murieron los gemelos siameses más longevos del mundo: tenían 62 años

Además, compartió que había tenido “varios noviazgos” y estuvo comprometida hace unos años, aunque su prometido falleció en un accidente de tráfico antes de la boda.
domingo 14 de abril de 2024

Los gemelos siameses Lori y George Schappell fallecieron este domingo a la edad de 62 años, después de pasar toda su vida unidos por el cráneo. La noticia se dio a conocer casi una semana después por los responsables del Libro Guinness de los Récords, quienes los habían reconocido como los más longevos del mundo en su condición.

Lori y George nacieron el 18 de septiembre de 1961 en West Reading, Pensilvania, Estados Unidos. Desde el nacimiento, se determinó que eran craneópagos, es decir, estaban unidos por el cráneo, pero tenían cerebros diferentes. Compartían vasos sanguíneos vitales y alrededor del 30% de la masa cerebral. George también sufría de espina bífida y era 10 centímetros más bajo que su hermana, por lo que Lori lo empujaba en un banco con ruedas adaptado para moverse juntos.

A pesar de que al nacer se esperaba que su vida no superara los 30 años, los gemelos desafiaron las expectativas médicas y llevaron una vida relativamente independiente dadas sus dificultades. Después de graduarse de la secundaria y tomar clases universitarias, a los 24 años se mudaron de la institución para personas con discapacidades intelectuales a la que habían sido asignados por orden judicial, a un departamento de dos dormitorios donde residieron durante muchos años.

En cuanto a sus estilos de vida, ambos gemelos tenían intereses distintos que contribuían a su independencia como individuos. Lori trabajó durante seis años en la lavandería de un hospital y también era una jugadora profesional de bolos. 

Por otro lado, George, quien originalmente se llamaba Reba antes de hacer la transición en 2007, tenía una pasión por la música country y logró desarrollar una carrera notable que lo llevó a actuar en escenarios por todo Estados Unidos, Alemania e incluso Japón. Además de su éxito musical, se dedicó al diseño de equipos de apoyo para personas con discapacidades físicas, incluyendo una silla de ruedas especializada y un dispositivo de movilidad para perros.

Cómo los reconoció el Récord Guinness
El Libro Guinness de los Récords reconoció a Lori y George Schappell como los siameses vivos de mayor edad en el mundo, destacando además que su condición de craneópagos es extremadamente rara y representa solo el 2% de todos los casos de siameses en el mundo. Además, recibieron un segundo reconocimiento cuando George decidió hacer su transición al género masculino en 2007, convirtiéndolos en los primeros gemelos unidos del mismo sexo en identificarse como géneros diferentes.