sábado 18 de mayo de 2024

Ganancias

Cuánto pagará cada trabajador si se aprueba el nuevo proyecto

El especialista realizó un estudio de cómo impactará Ganancias en los salarios de las personas que volverán a ser alcanzadas por el tributo.
domingo 14 de abril de 2024

El gobierno nacional anunció esta semana su intención de implementar un nuevo piso del impuesto a las Ganancias a través de la segunda versión de la ley Bases que enviará al Congreso.

La iniciativa vuelve al esquema que regía hasta septiembre de 2023, aunque con una “actualización” por inflación. El mínimo no imponible propuesto es de $1.800.000 brutos mensuales, provocando un impacto significativo en el bolsillo de los trabajadores afectados por la medida.

Con esta medida, la Casa Rosada busca distender la relación tirante que mantiene con las provincias, pero al mismo tiempo provoca tensiona con los sindicatos que registran sueldos más altos como bancarios, camioneros y petroleros, entre otros.

Si se aprueban las modificaciones que pretende el Poder Ejecutivo, un empleado soltero sin hijos comenzará a pagar Ganancias desde $1.800.000. Para un trabajador casado con hijos, el piso arranca en $2.300.000 brutos mensuales.

Las alícuotas irán entre el 5% y el 35% de los ingresos que registra el trabajador en relación de dependencia que supere el mínimo no imponible, y se ajustarán mediante la inflación que registra el INDEC.

En tal sentido, el proyecto fija una actualización anual por inflación para las deducciones y escalas del impuesto a partir del período fiscal 2025.

“Si bien es positivo incorporar como mecanismo de actualización la variación del IPC dejando de lado la variación del RIPTE (Remuneración Imponible de los Trabajadores Estables), el mecanismo de actualización anual no es razonable en contextos de inflación. La actualización debería realizarse en forma trimestral”, consideró Sebastián Domínguez, titular de SDC Asesores Tributarios y especialista en impuestos.

De esta manera, a partir de los $4.900.000 para los solteros y de los $5.400.000 para los casados con dos hijos -los cuales pueden sumar deducciones especiales basadas en su situación familiar y los gastos que tienen- se empezará a pagar la alícuota máxima del 35%. El descuento será de $751.047 y $755.499,96 respectivamente.

La “buena” noticia para los trabajadores es que la medida no tendrá efecto retroactivo y que el aguinaldo quedará exento del pago del gravamen. La “mala” es que se eliminan deducciones por gastos de movilidad, viáticos y otras compensaciones que podían reducir el tributo.