domingo 16 de junio de 2024
Informate en la comunidad de NoticiasNQN y enterarte de todo al instante

Vaca Muerta Sur conectará Allen con Añelo: el primer tramo abarca 130 kilómetros

YPF inicia la construcción del oleoducto Vaca Muerta Sur en Río Negro: 500 nuevos empleos y mayor producción de petróleo. El proyecto, que abarca 130 kilómetros en su primera etapa, conectará Añelo con Allen y facilitará la exportación desde Punta Colorada.
miércoles 22 de mayo de 2024

YPF comenzó la construcción del primer tramo del oleoducto Vaca Muerta Sur, un proyecto estratégico para el sector energético y para la región que permitirá incrementar la producción de petróleo no convencional y generar 500 nuevos puestos de trabajo.

El primer tramo del oleoducto, que se extenderá por 130 kilómetros desde Añelo en Neuquén hasta Allen en Río Negro, demandará una inversión de 190 millones de dólares y estará completado en 2025. Una vez finalizada la obra completa, que incluirá una terminal de exportación en Punta Colorada, cerca de Sierra Grande, el oleoducto tendrá una capacidad de transporte de 390 mil barriles diarios de petróleo.

"Este proyecto es fundamental para el desarrollo de Vaca Muerta y para la Argentina", afirmó Gabriel Confini, vicepresidente de Upstream de YPF. "Permitirá aumentar la producción de petróleo, generar nuevos puestos de trabajo y fomentar el desarrollo de la región".

La construcción del oleoducto Vaca Muerta Sur tendrá un impacto económico positivo en toda la región. Además de los 500 nuevos empleos directos que generará la obra, se estima que también se crearán miles de puestos de trabajo indirectos en sectores como la construcción, el transporte y los servicios.

"Este proyecto es una gran oportunidad para el desarrollo de Río Negro", dijo el gobernador de la provincia, Alberto Weretilnik. "Generará nuevos puestos de trabajo, impulsará la actividad económica y nos permitirá posicionarnos como un polo estratégico para la producción de energía".

El oleoducto Vaca Muerta Sur es un proyecto clave para el futuro del sector energético argentino. Permitirá aumentar la producción de petróleo, reducir las importaciones de energía y generar un mayor ingreso de divisas para el país.