viernes 12 de julio de 2024

Hola a la tokenización: Mastercard se despide de las tarjetas como las conocemos

Mastercard anunció que para el año 2030 dejará de emitir tarjetas de crédito y débito con los 16 dígitos visibles.
jueves 20 de junio de 2024

¡Adiós a las tarjetas tradicionales! Mastercard se renueva por completo y anuncia que en los próximos años sus tarjetas de crédito y débito dejarán de tener el clásico número de 16 dígitos impreso en la parte frontal.

Esta medida, que busca combatir el fraude y hacer los pagos más seguros y rápidos, forma parte de una iniciativa global de la compañía para renovar sus productos y adaptarse a las nuevas tecnologías.

¿Cómo funcionarán las nuevas tarjetas?

En lugar del número de 16 dígitos, las tarjetas Mastercard utilizarán un sistema de tokenización. Esto significa que para cada transacción se generará un código único y aleatorio que se utilizará para realizar el pago. De esta manera, los datos confidenciales de la tarjeta estarán protegidos, ya que el número real nunca se expondrá.

Más seguridad y comodidad

Además de la mayor seguridad, la tokenización también permitirá realizar pagos más rápidos y sencillos. Mastercard está trabajando en un sistema de pago con un solo clic que utilizará la aplicación móvil de la compañía o datos biométricos como la huella digital para generar el código de tokenización.

Un futuro sin plásticos

Si bien la eliminación de los 16 dígitos es un paso importante, Mastercard va más allá y proyecta que en un futuro las tarjetas físicas podrían desaparecer por completo. En su lugar, se utilizarían métodos de pago digitales como smartphones o wearables.

¿Cuándo estarán disponibles las nuevas tarjetas?

Mastercard ha anunciado que la implementación de las nuevas tarjetas comenzará en Europa en el año 2023 y se espera que se extienda a otras regiones en los próximos años.

¿Qué opinas de este cambio?

La eliminación de los 16 dígitos en las tarjetas Mastercard es una medida innovadora que busca mejorar la seguridad y comodidad de los pagos. Si bien algunos usuarios podrían extrañar las tarjetas tradicionales, este cambio es sin duda un paso necesario para adaptarse a las nuevas tecnologías y a las necesidades de los consumidores actuales.

Temas de esta nota