miércoles 12 de junio de 2024

Fenómenos

El 25 de enero llega la "Luna llena del lobo" ¿de qué se trata?

Este fenómeno será visible en todo el mundo y ofrece una oportunidad única para observar la luna en su máximo esplendor.
martes 23 de enero de 2024

Después de la luna llena de fin de año, el 25 de enero llegará la "Luna llena del lobo". Será el primer evento astronómico del año en el hemisferio norte y es conocido por ser uno de los más importantes del mes. 

Este fenómeno será visible en todo el mundo y ofrece una oportunidad única para observar la luna en su máximo esplendor.

Lee también: Cómo votar al que querés que siga en Gran Hermano: es gratis

Según difundió el Servicio de Hidrografía Naval de la Nación, la próxima luna llena o plenilunio se producirá el jueves 25 de enero a las 14:54. Por tanto, el satélite natural aparecerá en todo su esplendor y se verá completamente iluminada por el Sol.

Su color tendrá un tono amarillo anaranjado, característico de las lunas llenas, y será indispensable que el cielo esté despejado para poder contemplarla.


Se podrá apreciar desde cualquier punto del país sin necesidad de contar con alguna ayuda óptica, pero el evento es una ocasión ideal para observar la luna con detalle, ya sea a simple vista o con binoculares o un telescopio.

¿POR QUÉ SE LLAMA LUNA LLENA DEL LOBO?

La luna llena de enero se conoce popularmente como la "Luna llena del lobo" y recibe su nombre de las tradiciones indígenas de América del Norte. En esta época del año, cuando el invierno boreal se intensifica, los lobos solían aullar con más frecuencia, posiblemente debido a la escasez de alimentos. Este sonido característico inspiró a las tribus a nombrar la luna llena de enero en su honor.

En algunas culturas, la Luna llena del lobo también se conoce como Luna Fría o Luna de Hielo, haciendo referencia a las bajas temperaturas que suelen acompañar al mes de enero en el hemisferio norte o en tierras boreales.

Según difundió el Servicio de Hidrografía Naval de la Nación, la próxima luna llena o plenilunio se producirá el jueves 25 de enero a las 14:54. Por tanto, el satélite natural aparecerá en todo su esplendor y se verá completamente iluminada por el Sol.

Su color tendrá un tono amarillo anaranjado, característico de las lunas llenas, y será indispensable que el cielo esté despejado para poder contemplarla.

Temas de esta nota